Informe de la NASA revela los últimos segundos del transbordador “Columbia”

Los siete astronautas del “Columbia” supieron que iban a morir 40 segundos antes de que el transbordador se desintegrara en su choque con la atmósfera, reveló hoy un informe de la NASA.

Durante esos segundos, los astronautas advirtieron que ya no tenían el control del vehículo cuyos restos se desparramaron sobre una amplia zona de Texas, indicó el informe de 400 páginas.

columbia1.jpg

“Y una vez que hizo explosión el módulo de la tripulación, no hubo posibilidad de que sobrevivieran con los medios disponibles”, indicó el informe.

El desastre ocurrió el 1 de febrero de 2003 cuando la nave se disponía a culminar una, hasta entonces, exitosa misión científica de 16 días con un aterrizaje en el Centro Espacial Kennedy en Florida.

La tragedia se cobró la vida del comandante Rick Husband, el piloto Willie McCool, el comandante de carga Michael Anderson, y los especialistas David Brown, Kalpana Chawla, Laurel Clark e Ilan Ramon, que era el primer astronauta israelí.

Según la investigación del desastre, éste ocurrió debido a que un trozo de espuma aislante perforó el ala izquierda de la nave, abriendo un agujero por el cual penetró el aire candente del reingreso que causó la explosión de la nave.

columbia.jpg

La perforación del ala izquierda ocurrió en el momento del lanzamiento y los daños nunca fueron detectados durante la misión, indicó el informe oficial.

El documento de la NASA también reveló que había otros problemas en los equipos de los astronautas y que hasta algunos de ellos no los estaban usando.

Los cascos, los trajes y hasta las correas terminaron por causar “el trauma letal” que sufrieron los astronautas, señaló el informe basado en el análisis de vídeos y de los restos del Columbia, así como de conclusiones médicas y modelos informáticos.

Según los expertos, que tardaron cuatro años en completarlo, los siete astronautas se habían puesto su traje, pero uno de ellos no llevaba el casco, tres no se pusieron los guantes, y ninguno había bajado el visor antes de que se registrara la pérdida de presión en la cabina.

En su informe señalaron que después que la tripulación perdió el conocimiento debido a la pérdida de presión en la cabina, no funcionó el mecanismo que debía asegurar las correas a los hombros de los astronautas.

Como resultado, los tripulantes quedaron expuestos al movimiento rotatorio, sujetos solamente por la parte inferior de su cuerpo. Los cascos no se ajustaron a su cabeza.

“En consecuencia, se produjo un trauma letal en los tripulantes, inconscientes o ya muertos, debido a la falta de apoyo y sujeción en la parte superior de su cuerpo”, manifestó la NASA.

columbia3.jpg

columbia4.jpg

Pero nada de lo que hubieran hecho en ese momento pudo salvarles la vida, según el informe.

La depresurización “ocurrió tan rápidamente que los miembros de la tripulación quedaron incapacitados a los pocos segundos y antes de que pudieran configurar el traje para conseguir protección ante la depresurización de la nave”, indicó el informe.

La tragedia del “Columbia” fue una de las más graves en la historia espacial de Estados Unidos.

El 28 de enero de 1986, el transbordador “Challenger” se desintegró poco más de un minuto después de partir desde el Centro Espacial Kennedy en la Florida. En esa ocasión murieron también sus siete tripulantes.

La NASA ya había sido sacudida por la tragedia el 27 de enero de 1967 cuando tres astronautas de la cápsula Apolo 1 murieron al incendiarse la nave durante una serie de pruebas en Cabo Cañaveral.

Fuente publico.es