Abiertohastaelamanecer

AbiertoHastaElAmanecer.ws WebSite

El telescopio Hubble observa la misteriosa desintegración de un asteroide

El Telescopio Espacial Hubble, de la NASA, registró la desintegración sin precedentes de un asteroide, el cual se dividió en 10 trozos más pequeños. Se han podido observar frágiles cometas, compuestos de hielo y polvo, desintegrándose a medida que se aproximan al Sol, pero nada como esto se ha observado antes en el cinturón de asteroides.

“Esto es una roca, y verla despedazarse ante nuestros ojos es bastante asombroso”, dijo David Jewitt, de la Universidad de California en Los Ángeles, quien dirigió la investigación astronómica forense.

El asteroide en pedazos, denominado P/2013 R3, fue observado por primera vez como un objeto inusual y borroso por los telescopios Catalina y Pan STARRS, el 15 de septiembre de 2013. El 1 de octubre, una observación de seguimiento, la cual se llevó a cabo con el Observatorio W. M. Keck, en la cima de Mauna Kea, un volcán inactivo en la isla de Hawái, reveló tres cuerpos que se movían juntos en una envoltura de polvo con un diámetro cercano al de la Tierra.
asteroid-disintegration_1

 

Esta serie de imágenes proporcionadas por el Telescopio Espacial Hubble, revela la desintegración de un asteroide a lo largo de siete meses, la cual se inició a fines del año 2013. Los fragmentos más grandes miden hasta 180 metros (200 yardas) de radio. Más información (en idioma inglés) En la imagen, la flecha indica la dirección hacia el Sol. Las imágenes fueron registradas en las siguientes fechas: 29 de octubre de 2013, 13 de diciembre de 2013, 15 de noviembre de 2013 y 14 de enero de 2014.

“El Observatorio Keck nos mostró que esto era digno de ver con el telescopio Hubble”, dijo Jewitt. “Con su resolución superior, las observaciones que se realizaron con el telescopio espacial pronto mostraron que había realmente 10 objetos incrustados, cada uno con colas de polvo similares a las de los cometas. Los cuatro fragmentos más grandes de roca miden hasta 400 yardas de diámetro, aproximadamente cuatro veces la longitud de un campo de fútbol”.

[Read More…]

Add a comment(86 views)




Primer sistema de anillos descubierto alrededor de un asteroide

 

Se ha detectado que el asteroide Chariklo cuenta con dos anillos

Observaciones llevadas a cabo desde numerosos puntos del sur de América, incluyendo el Observatorio La Silla de ESO, han descubierto algo sorprendente: el remoto asteroide Chariklo está rodeado por dos densos y estrechos anillos. Es el objeto más pequeño encontrado hasta ahora que cuenta con este tipo de anillos y el quinto objeto que orbita al Sol en el Sistema Solar con esta característica (después de los planetas Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, que lo superan en tamaño). El origen de estos anillos es aún un misterio, pero pueden ser el resultado de una colisión que, posteriormente, haya generado un disco de escombros. Esta impresión artística muestra el aspecto que deben tener los anillos. Crédito: ESO/L. Calçada/Nick Risinger (skysurvey.org)

Observaciones llevadas a cabo desde numerosos puntos del sur de América, incluyendo el Observatorio La Silla de ESO, han descubierto algo sorprendente: el remoto asteroide Chariklo está rodeado por dos densos y estrechos anillos. Es el objeto más pequeño encontrado hasta ahora que cuenta con este tipo de anillos y el quinto objeto que orbita al Sol en el Sistema Solar con esta característica (después de los planetas Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, que lo superan en tamaño). El origen de estos anillos es aún un misterio, pero pueden ser el resultado de una colisión que, posteriormente, haya generado un disco de escombros. Esta impresión artística muestra el aspecto que deben tener los anillos.
Crédito:
ESO/L. Calçada/Nick Risinger (skysurvey.org)

Observaciones llevadas a cabo desde numerosos puntos del sur de América, incluyendo el Observatorio La Silla de ESO, han descubierto algo sorprendente: el remoto asteroide Chariklo está rodeado por dos densos y estrechos anillos. Es el objeto más pequeño encontrado hasta ahora que cuenta con este tipo de anillos y el quinto objeto que orbita al Sol en el Sistema Solar con esta característica (después de los planetas Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, que lo superan en tamaño). El origen de estos anillos es aún un misterio, pero pueden ser el resultado de una colisión que, posteriormente, haya generado un disco de escombros. Los nuevos resultados se han publicado online en la revista Nature el 26 de marzo de 2014.

Los anillos de Saturno son una de las visiones más espectaculares del cielo y también se han encontrado anillos menos prominentes alrededor de otros planetas gigantes. Pese a muchas búsquedas detalladas, no se habían encontrado anillos alrededor de objetos de menor tamaño que orbitaran el Sol en nuestro Sistema Solar. Ahora, observaciones del distante planeta menor [1] (10199) Chariklo [2] llevadas a cabo mientras pasaba frente a una estrella, han mostrado que este objeto también está rodeado por dos finos anillos.

 

 

 

“No estábamos buscando un anillo y no creíamos que cuerpos pequeños como Chariklo los tuvieran, por lo que el descubrimiento – y la impresionante cantidad de detalles que vimos en el sistema – ¡ha sido toda una sorpresa!” afirma Felipe Braga-Ribas (Observatorio Nacional/MCTI, Río de Janeiro, Brasil) autor principal del nuevo artículo y responsable de planear la campaña de observación.

Chariklo es el miembro de mayor tamaño de un tipo de objetos conocidos como centauros [3] y su órbita se encuentra entre la de Saturno y Urano, en la periferia del Sistema Solar. Las predicciones mostraban que pasaría frente a la estrella UCAC4 248-108672 el 3 de junio de 2013, vista desde el sur de América [4].

[Read More…]

Add a comment(221 views)




El sondeo GOSSS abre la puerta al estudio de las estrellas de masa extrema

GOSSS se ha diseñado para evitar el carácter incompleto y poco homogéneo de las muestras anteriores, que conducían a errores sistemáticos en la clasificación de las estrellas

En nuestro entorno galáctico solo una de cada dos millones de estrellas es de tipo O, una clase cuyos miembros tienen desde dieciséis a más de cien masas solares y una luminosidad de hasta varios millones de veces la del Sol. Estas estrellas, que culminan en explosiones de supernova, influyen de modo determinante en la estructura y evolución de las galaxias. Además, son las responsables de la existencia de, entre otros, algunos de los elementos que nos componen, pero su escasez dificulta su conocimiento. El sondeo GOSSS, que acaba de publicar los datos de 448 objetos, abre una ventana a estos gigantes estelares.

Las estrellas se clasifican en los tipos O, B, A, F, G, K y M (donde las primeras son las más masivas y calientes) dependiendo de las líneas que presenten sus espectros, que se obtienen haciendo pasar su luz por un prisma y que corresponden a los diferentes elementos químicos que las componen. Pero si los datos presentan mala calidad o distintas técnicas de observación pueden producirse errores en la clasificación: por ejemplo, en algunos catálogos la estrella theta1 Orionis A aparece como de tipo O, cuando en realidad es de tipo B. Y no se trata de un caso aislado.

morgan-keenan_spectral_classification

“GOSSS (Galactic O-Star Spectroscopic Survey) presenta mejoras sustanciales con respecto a sondeos anteriores -destaca Alfredo Sota, investigador del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) que encabeza la publicación de los datos-. Se trata de un proyecto muy ambicioso en cuanto a la cantidad de objetos y a la calidad de los datos, que aportará una muestra homogénea, con datos de ambos hemisferios y que se actualizará constantemente, de modo que constituye una herramienta realmente sólida”, concluye el investigador.

El espectro de un objeto celeste nos permite conocer sus características esenciales, como la distancia, edad, luminosidad o incluso la tasa de pérdida de masa. Información muy necesaria en el caso de las estrellas de tipo O, sobre las que aún no disponemos de una teoría completa sobre su nacimiento y evolución. La muestra de GOSSS, que abarcará cuando se complete un total de mil estrellas de tipo O (en torno a un 2% del total de la Vía Láctea), permitirá resolver cuestiones esenciales sobre estas tradicionalmente esquivas estrellas.

CINCO SONDEOS EN UNO

Una característica esencial de las estrellas de masa extrema reside en que casi nunca se hallan en solitario, sino que forman sistemas dobles, triples o múltiples de mayor orden. “Un rasgo afortunado que permite conocer la masa de cada una de ellas, pero también desafortunado porque varias estrellas próximas pueden parecer un único objeto desde nuestra perspectiva y porque estudiar este tipo de sistemas resulta técnicamente muy complejo”, señala Jesús Maíz (IAA-CSIC), investigador principal de GOSSS.

pamis

La estrella Pismis 24-1, un sistema múltiple de estrellas masivas. A principios de este siglo se estimó que su masa estaba entre 210 y 291 veces la del Sol. Observaciones más recientes obtenidas con el HST muestran Pismis 24-1 como dos fuentes puntuales claramente separadas, NE y SW. Además, una de las dos fuentes puntuales en las imágenes del HST es en realidad un sistema de dos estrellas, elevando el número total a tres. Las masas (una vez resuelto el sistema en tres componentes) resultan ser de ~96, ~64 y ~64 masas solares, valores elevados pero muy inferiores a la estimación anterior. Fuente: NASA, ESA y Jesús Maíz (IAA).

 

Para afrontar el estudio de los sistemas múltiples, investigadores del proyecto GOSSS han desarrollando cuatro sondeos paralelos: OWN, IACOB, NoMaDS y CAFÉ-BEANS. Los dos primeros están realizando, en el hemisferio sur y norte respectivamente, espectroscopía de alta resolución y en diferentes épocas de una submuestra de GOSSS con el objetivo de hallar estrellas binarias, determinar sus características y medir sus órbitas. NoMaDS es una extensión de IACOB a estrellas algo más débiles y CAFÉ-BEANS completará el trabajo de OWN sobre un tipo específico de estrellas binarias en el hemisferio norte.

Estos sondeos se completan con la obtención de imágenes en alta resolución y, en conjunto, proporcionan la visión más completa hasta la fecha de las estrellas de tipo O. Un trabajo que ya está aportando resultados destacados, como el hallazgo de la estrella masiva con el campo magnético más intenso hallado hasta ahora (unas veinte mil veces más intenso que el del Sol).

El proyecto GOSSS, que arrancó en 2007 y lleva empleadas más de doscientas cincuenta noches de observación, se desarrolla en el Observatorio de Sierra Nevada (Granada), el Observatorio de Calar Alto (Almería), el Observatorio de La Palma (telescopio William Herschel) y el Observatorio de Las Campanas (Chile).

Referencia:

 

A. Sota et al. The Galactic O-Star Spectroscopic Survey (GOSSS). II. Bright Southern Stars. The Astrophysical Journal Supplement Series doi:10.1088/0067-0049/211/1/10

 http://www.iaa.es

Contacto:

Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC)
Unidad de Divulgación y Comunicación
Silbia López de Lacalle - sll[arroba]iaa.es - 958230532
http://www.iaa.es
http://www-divulgacion.iaa.es

Add a comment(353 views)




Las sombras de Petra despiertan su trazado astronómico

Durante el solsticio de invierno, el sol se filtra en el Monasterio de Petra, en Jordania, iluminando el pódium de una deidad. Justo en ese momento, la silueta de la montaña de enfrente dibuja la cabeza de un león, un animal sagrado. Son ejemplos de un estudio donde investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias y el CSIC muestran cómo los eventos celestes influyeron en la orientación de las grandes construcciones de los nabateos.

Petra

En el solsticio de invierno la luz del sol poniente ilumina el pódium del Monasterio de Petra, desde donde se divisa la silueta de una cabeza de león en las rocas de enfrente./ J. A. Belmonte-A. C. González-García

El movimiento del Sol sobre los cielos de Petra determinó la forma en que se levantaron los monumentos de esta y otras ciudades nabateas. Así lo revela el análisis estadístico sobre la posición espacial de sus palacios, templos y tumbas efectuado por científicos del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el CSIC y la Universidad de Perugia (Italia).

Los resultados, que publica la revista Nexus Network Journal, apuntan a que aquellas grandes construcciones se levantaron teniendo en cuenta los equinoccios, los solsticios y otros acontecimientos astronómicos que determinaron la religión de los nabateos. Este antiguo pueblo prosperó entre los siglos I a. C. y I d. C en lo que hoy es Jordania y países cercanos.

Estas orientaciones podrían ser la huella de la naturaleza astral en la religión nabatea
“Los monumentos nabateos son maravillosos laboratorios donde interaccionan las características del paisaje y los acontecimientos solares, lunares y de otros astros”, subraya a Sinc Juan Antonio Belmonte, investigador del IAC y coordinador del trabajo.

[Read More…]

Add a comment(182 views)




Anatomía de un asteroide

Una visión esquemática del extraño asteroide en forma de cacahuete Itokawa. Con medidas extremadamente precisas realizadas con el telescopio NTT (New Technology Telescope) de ESO, y combinándolas con un modelo de la superficie topográfica del asteroide, un equipo de astrónomos ha descubierto que diferentes partes de este asteroide tienen distintas densidades. Además de revelarnos secretos sobre la propia formación del asteroide, descubrir qué se esconde bajo la superficie de un asteroide también puede arrojar luz sobre el misterio de qué sucede cuando los cuerpos chocan en el Sistema Solar, proporcionándonos claves sobre la formación de los planetas. El modelo utilizado para esta impresión artística está basado en imágenes obtenidas con la sonda Hayabusa, de JAXA. Crédito: ESO. Acknowledgement: JAXA

Una visión esquemática del extraño asteroide en forma de cacahuete Itokawa. Con medidas extremadamente precisas realizadas con el telescopio NTT (New Technology Telescope) de ESO, y combinándolas con un modelo de la superficie topográfica del asteroide, un equipo de astrónomos ha descubierto que diferentes partes de este asteroide tienen distintas densidades. Además de revelarnos secretos sobre la propia formación del asteroide, descubrir qué se esconde bajo la superficie de un asteroide también puede arrojar luz sobre el misterio de qué sucede cuando los cuerpos chocan en el Sistema Solar, proporcionándonos claves sobre la formación de los planetas. El modelo utilizado para esta impresión artística está basado en imágenes obtenidas con la sonda Hayabusa, de JAXA.
Crédito:
ESO. Acknowledgement: JAXA

El telescopio NTT (New Technology Telescope) de ESO ha sido la herramienta utilizada para encontrar las primeras evidencias de que un asteroide puede tener una estructura interna muy variada. Con medidas extremadamente precisas, los astrónomos han descubierto que diferentes partes del asteroide Itokawa tienen distintas densidades. Además de revelarnos secretos sobre la propia formación del asteroide, descubrir qué se esconde bajo su superficie también puede arrojar luz sobre el misterio de qué sucede cuando los cuerpos chocan en el Sistema Solar, proporcionándonos claves sobre la formación de los planetas.

Utilizando observaciones desde tierra muy precisas, Stephen Lowry (Universidad de Kent, Reino Unido) y sus colegas, han medido la velocidad a la que gira el asteroide cercano a la Tierra (25143) Itokawa, y cómo ese giro cambia con el tiempo. Han combinado estas precisas observaciones con un nuevo trabajo teórico sobre cómo los asteroides irradian calor.

[Read More…]

Add a comment(433 views)